¿Cuánto se puede tardar en cobrar una indemnización por accidente de tráfico?

Cuando nos vemos envueltos en un suceso tan desagradable como es un accidente de tráfico, en un primer momento nos enfrentamos a una vorágine que incluye el susto inicial y el tratamiento inmediato, que dependerá de la gravedad de las lesiones de dicho incidente. Sin embargo, uno de los aspectos que tenemos que tener en cuenta si nos nos encontramos en esta clase de situaciones es la posibilidad de recibir una indemnización por accidente de tráfico, ya sea por ser víctima de un choque entre automóviles, de un atropello o similar.

Documentos para reclamar la indemnización por accidente

Igual que en otras situaciones parecidas, éstas conllevan una gran cantidad de papeleo y documentación, sobre todo en cuestión de partes médicos y pruebas sólidas acerca de las lesiones que se han podido ocasionar debido al accidente. Es ahí cuando surge la habitual pregunta de “en qué momento cobraré la indemnización que me toca.”

Cuanto se tarda en cobrar la indemnización por accidente de tráfico

Lo primero que hay que tener en mente es que cada situación es diferente, por la sencilla razón de que las circunstancias que rodean cada uno de estos accidentes puede diferir en decenas de variables distintas. Por esa razón, la mejor medida para empezar e iniciar el proceso lo antes posible es avisar a las autoridades pertinentes y presentar un registro con todos los datos necesarios para poder estimar la gravedad y cuantía de la suma a recibir.

Entre los datos que deberemos detallar se encuentran el número de personas afectadas, así como las lesiones ocasionadas y las pérdidas materiales, la información referente al causante del accidente y los posibles testigos que puedan aportar una referencia visual de lo ocurrido. Para asegurarte que el pago que recibas sea justo y corresponda con los daños ocasionados, lo mejor es contar con asesoramiento jurídico personalizado e independiente de las compañías de seguros, y así asegurarte que tus intereses estén cubiertos en cualquier caso.

Los plazos de cobro de las indemnizaciones están directamente relacionados con los tiempos de recuperación de la persona lesionada en el accidente. Por lo tanto, durante el periodo de rehabilitación se debe llevar un seguimiento médico y por el Abogado que asegure en todo momento cuál es la naturaleza de las lesiones y los efectos que han provocado, así como si existen secuelas que puedan perjudicar la vida normal del paciente. Es importante la presencia del Abogado especialista durante todo el proceso de curación y no sólo al final. Una vez hecha la valoración se lleva a cabo el cálculo de la indemnización por el Abogado, así como su reclamación para hacer efectivo el cobro.

Es muy importante tener en cuenta que, salvo en excepciones como el cobro de indemnización por pérdida material (mucho más fácil de calcular y valorar), no se debe cometer el error de cobrar inmediatamente la indemnización tras el accidente de tráfico, así como tampoco firmar la renuncia de reclamación. Es por esta razón que contar con una asesoría jurídica de tu lado resulta imprescindible, para evitar cometer errores que supongan un perjuicio para la persona afectada. Y es que cuando se firma la renuncia, una indemnización mayor es irreclamable, aunque el estado de las lesiones se agrave con el tiempo. Es mejor tener paciencia y asegurarse que el monto de la indemnización corresponderá a lo que verdaderamente se merece, aunque el proceso se alargue más en el tiempo.

Además, en circunstancias en la que el proceso se ha alargado mucho y se producen determinadas incidencias, los casos pueden pasar a vía judicial y llevar a un incremento del pago por las molestias producidas.

Deja un comentario