Daño Cerebral Adquirido por Accidente, ¿Y ahora que pasará con mi vida?

En un accidente, ya sea de tráfico o por cualquier otra causa (caída en la calle, en un centro comercial, en un establecimiento privado, …) en el que se produzca un traumatismo craneoencefálico importante, puede dar como resultado lo que se denomina Daño Cerebral Adquirido (DCA).

Estas lesiones son muy graves y provocan un cambio de vida radical para el perjudicado y las personas que tiene alrededor. El perjudicado por Daño Cerebral Adquirido acostumbra a sufrir alteraciones cognitivas y psicológicas e incluso limitaciones fisiológicas que le impiden ser autosuficientes en su vida diaria, dependiendo de sus familiares más cercanos.

Ante este tipo de lesiones graves, los familiares deben ser conscientes de los derechos que les asisten, ya que van a pasar por unos momentos muy difíciles de atención a un familiar que no volverá a ser el mismo. Si existe un culpable al que reclamar que disponga de un seguro de responsabilidad civil (como puede ser en el caso de un accidente de tráfico), es importante no sólo las indemnizaciones que se deben reclamar (secuelas, días de baja y hospitalarios, incapacidades, daños morales, ayudas de terceras personas, …), sino también los servicios o ayudas complementarias que deberían ir a cargo de la compañía de seguros, o las ayudas sociales a las que tiene derecho el perjudicado.

En este sentido, el lesionado podría tener derecho a disfrutar de una prestación por discapacidad, o a disfrutar de los derechos que le otorga la Ley de Dependencia en Catalunya. El reconocimiento oficial del grado de dependencia conlleva el derecho a acceder a determinadas prestaciones de servicios sociales, facilitados a través de la oferta pública de la Red de servicios sociales, centros públicos o privados concertados, y económicas consistentes en ayudas vinculadas al servicio de asistencia social, de ayuda a personas cuidadoras no profesionales y para la asistencia personal.

Los familiares de las víctimas acostumbran a ser los encargados de tramitar todas estas gestiones burocráticas, aunque en ocasiones esta tarea se convierte en un camino que se hace muy cuesta arriba ya que nunca antes se habían encontrado en estas circunstancias. En RDI SERVICIOS JURIDICOS, RECLAMACION DE INDEMNIZACIONES, somos Abogados independientes de las compañías de seguros, expertos en reclamar indemnizaciones cuando existen secuelas por Daño Cerebral Adquirido y que además queremos ayudar a nuestros clientes tramitando las ayudas asociadas a la Ley de la Dependencia, o iniciar cualquier proceso de reconocimiento de su discapacidad, para que puedan disfrutar de los derechos que les asisten.

Deja un comentario