Cómo prevenir accidentes de tráfico durante las vacaciones

Con la llegada del buen tiempo y las vacaciones de semana santa y verano los desplazamientos por carretera aumentan considerablemente, sobre todo durante el inicio o fin de estas fechas marcadas. Por lo tanto, ante un mayor número de vehículos transitando, mayores son los riesgos de sufrir un accidente.

Para prevenir accidentes de tráfico durante las vacaciones la Dirección General de Tráfico pone en marcha dispositivos especiales para garantizar la seguridad. No obstante, desde RDI Abogados os dejamos una lista de consejos para prevenir accidentes de tráfico durante vuestros desplazamientos.

prevenir_accidentes_trafico_vacaciones

Consejos para prevenir accidentes

Revisar el vehículo. Antes de iniciar el viaje asegúrate que el vehículo está en perfecto estado comprobando la presión de los neumáticos, los niveles de aceite y agua, etc.
Planificar el viaje. Organiza todos los desplazamientos que vas a realizar en coche, evitando así imprevistos. Muchas veces los recorridos cortos no se planifican lo suficiente y ocurren accidentes.
Descansar. Cuanto más cansado se está, menores son los reflejos, por ello es recomendable parar cada 200 kilómetros o cada dos horas de conducción. Con un breve descanso para estirar las piernas y despejar la mente es suficiente.
Distribuir el peso. Asegúrate de distribuir de forma equilibrada todo el peso en el vehículo, prestando especial atención al maletero y de que todos los objetos queden bien guardados ya que ante un frenazo o accidente podrían convertirse en proyectiles.
Atención con los medicamentos. El consumo de medicamentos puede afectar la óptima conducción, ya que algunos analgésicos, barbitúricos o tranquilizantes tienen efectos como ralentización de reflejos, falta de concentración, mareos, cansancio.
Conducir de día. Lo mejor es conducir por el día, ya que por la noche la visibilidad es menor y el tiempo de reacción aumenta.
Ojos en movimiento. Es recomendable tener la mirada activa y mover los ojos durante la conducción para estar atento a peligros que se aproximen y actuar con antelación, ya que fijar la mirada en un punto de la carretera o en el vehículo delantero limita la visión y atención del entorno.
Cero distracciones. Cuando se está al volante no hay cabida para distracciones por muy pequeñas que sean. No mires el móvil, no comas, ni hables por teléfono. Es recomendable hacer una parada en algún sitio permitido y atender el móvil o la urgencia que surja.
Enfriar el habitáculo. Si comienzas tu viaje pero el vehículo ha estado al sol durante horas y está muy caliente, es recomendable abrir todas las ventanas y encender al aire acondicionado durante un rato antes de iniciar el viaje ya que el calor puede afectar al conductor generando sensaciones de cansancio y deshidratación.
Evitar maniobras extremas. Si te confundiste de camino, más vale que continúes y más adelante rectifiques la ruta, ya que los volantazos y reacciones bruscas pueden causar un accidente en el que se vean incluidos más vehículos que circulen por la carretera.
Extremar precauciones. Las precauciones y la conducción cuidadosa son la mejor forma de prevenir accidentes causados por adelantamientos, zonas de peatones, incorporaciones, rotondas, etc.
NADA de alcohol. Aunque sea evidente, no olvides que el alcohol y la conducción no van juntas. Evitar ingerir bebidas alcohólicas antes y durante el viaje.

Si pese a todas las precauciones sufres un accidente de tráfico. Os compartimos una guía práctica de qué hacer en caso de accidente durante las vacaciones.

Contacte con RDI Abogados para reclamar la indemnizaciones por accidente de tráfico. Somos expertos en obtener la máxima indemnización por todo tipo de daños sufridos en siniestros. Como no trabajamos para ninguna compañía de seguros luchamos por los derechos de los lesionados. Todas nuestras consultas son gratuitas, solo cobramos si usted cobra.

Deja un comentario