atropello

Los accidentes y atropellos son más habituales de lo que debería, por desgracia. Pero es una realidad. Peatones, ciclistas y usuarios de patinetes son los más vulnerables a terribles atropellos. Son los que están más desprotegidos debido a ir descubiertos, sin protección de una carrocería. Cuando esto sucede y se reclama una indemnización por atropello, hay que tener en cuenta que la aseguradora del vehículo que ha causado daños no lo pondrá fácil. La compañía de seguros, la responsable de pagar la, intentará por todos los medios pagar lo menos posible y remarcando que el accidente fue en cierto modo dudoso.

Por ello, hay que seguir diversos pasos para poder conseguir la indemnización por atropello. Y prepararse, porque no será un camino fácil. El cobro de una indemnización va ligado al grado de culpabilidad. Se reparten porcentajes de responsabilidad del accidente, y el importe de la indemnización será mayor o menor según el nivel de responsabilidad en el accidente. Pero siempre el peatón tiene derecho a una compensación económica, si no ha sido únicamente culpa suya.

¿Qué hacer para cobrar la indemnización por atropello?

Hay una serie de pasos para poder recibir una indemnización. Lo primero que hay que hacer, es llamar a la policía para informar de la colisión. Entonces, los agentes verán el escenario y hablarán con los testigos del accidente. En el caso que se haya quedado inconsciente, con posterioridad se debe ir a la comisaría y poner el accidente en conocimiento de las autoridades. Es importante que si existen testigos lo reporten a las autoridades, ya que ayuda a verificar el suceso.

Es de vital importancia que quede constancia del accidente de tráfico, porque la compañía de seguros intentará quitarle gravedad y valor. Para ello, querrá que un médico de su empresa reconozca a la persona dañada. Este doctor no será imparcial, y le quitará importancia a las posibles lesiones. Por esta razón, se debe buscar un médico de la elección del peatón para que le haga el reconocimiento.

Las pruebas médicas son de vital importancia para decidir si se recibirá una indemnización por atropello. En el caso que se hospitalice a la persona que ha sufrido el accidente, a causa de lesiones y/o heridas causadas del suceso, los informes médicos serán muy importantes para poder demostrar la gravedad del accidente y que la causa sea favorable para el accidentado. Incluso el hecho que se tenga que hacer rehabilitación y perder días de trabajo, o daños psicológicos son puntos a favor para recibir la indemnización por atropello.

Es decir, se deben presentar como pruebas:

  • El atestado policial y los datos de los testigos presenciales del accidente.
  • Las pruebas y partes médicos, debido a lesiones producidas por el suceso (mas gastos médicos
  • Informes que demuestran la necesidad de rehabilitación
  • Baja laboral
  • Justificantes de pérdida de días de trabajo y, por lo tanto, parón en la actividad económica de la persona afectada.

¿Qué se cobra como indemnización por atropello?

En principio, quién paga la indemnización es el seguro del vehículo causante del accidente. Si el conductor se diera a la fuga, aún así el peatón tiene derecho a la reclamar un atropello y se haría cargo del pago de la misma el Consorcio de Compensación de Seguros.

Pero siempre, si la persona ha sido atropellada (y no ha sido el causante), tiene derecho a cobrar una indemnización. Normalmente, la cantidad varía según las lesiones y daños sufridos. Por esta razón, la aseguradora del vehículo intentará ofrecer ofertas por debajo de lo normal o propondrá un médico suyo para quitar valor a los daños.

A las lesiones se les otorga un sistema de puntos. En el cálculo de la indemnización por atropello, también entran los daños dentro de los traumas psicológicos y el perjuicio estético. También se han de reclamar los gastos que se originen como consecuencia del accidente (tickets de bus, gasolina…).

Cualquier consulta o duda puede contactar con RDI ABOGADOS, especialistas en todo tipo de accidentes de tráfico.